Photo shows Joe Biden meeting Hunter’s alleged business partner from Kazakhstan

A new photograph has emerged of Democratic presidential nominee Joe Biden posing with Hunter Biden and Kenes Rakishev, a Kazakh oligarch who reportedly worked with the former veep’s scandal-scarred son.

The snap, first published by a Kazakhstani anti-corruption website in 2019, follows last week’s bombshell Post exposés detailing Hunter Biden’s overseas business dealings and a report claiming Rakishev paid the Biden scion as a go-between to broker US investments.

In the undated photo, shared by the Kazhakhstani Initiative on Asset Recovery, the former vice president can be seen smiling with Kazakhstan’s former prime minister Karim Massimov and his son, who is flanked by Rakishev.

A Daily Mail report published Friday detailed Hunter Biden’s alleged work with Rakishev, claiming he dined regularly with the Kazakh businessman and attempted to facilitate investment for his cash in New York, Washington, DC, and a Nevada mining company.

But Rakishev, who enjoys close ties to Kazakhstan’s kleptocratic former president, reportedly ran into trouble when Western business partners realized that the opaque origins of his reported $300 million fortune could become a “liability,” the Mail reported.

The photo’s authenticity has not been independently verified but comes as the family faces growing scrutiny over Hunter Biden’s overseas business interests while the elder Biden was President Barack Obama’s vice president.

Hunter Biden is facing fresh questions over business dealing in…

The Post published emails last week indicating Hunter Biden introduced his father to a Ukrainian oil executive before the veep pressured Ukrainian government officials to fire the prosecutor involved in an investigation of the shady organization a year later.

Biden’s campaign denied that the septuagenarian candidate had an “official” meeting with Vadym Pozharskyi but later conceded they couldn’t rule out that a meeting may have happened.

Other emails believed to be from Hunter Biden showed him leveraging links with his influential dad to boost his pay on the board of Ukrainian energy company Burisma.

This content was originally published here.

Brutal news report shows no one showed up for major Biden/Harris campaign event: ‘Not much to see’

When a presidential campaign stops in your city just weeks before the election, there is significant fanfare: Droves of supporters and protesters turn out, there is a massive security presence, and national media from most major networks cover the event.

But when Democratic presidential nominee Joe Biden and his running mate Sen. Kamala Harris stopped in Phoenix late last week, hardly anyone showed up.

What happened?

A news report gaining significant attention online shows KSAZ-TV reporter Nicole Garcia describing a Biden/Harris campaign stop last week in which not a single person was in sight.

“Not a lot of fanfare out here,” Garcia reported. “There’s really not much to see. I’ll step out of the way, but it’s kinda boring out here. So, it’s not your typical presidential campaign event; we don’t see people rallying outside, we don’t see signs or really much of what’s going on.”

During Garcia’s report, her cameraman panned behind her, showing not a soul in sight other than a lone police car.

Garcia contacted the Biden campaign about the lack of fanfare and supporters. The campaign claimed details about the event were not widely publicized because of the coronavirus.

“I’m told by one of the local Biden staffers is that they kinda kept the details about the visit, as far as the timing and the exact locations, they didn’t really want to give that out to the public, because they want to keep the crowds to a minimum,” Garcia reported.

“Pretty much all the people that we saw enter into the parking lot about 45 minutes ago were with the Biden/Harris campaign and the pool reporters,” she explained. “So, you would expect to see — I mean, this is a pretty big event for the two of them to be campaigning together for the first time since the Democratic National Convention. Here in Arizona, our state has established itself as a battleground state, and so this is technically a big event, but not a lot of fanfare.”

Biden and Harris were in Phoenix to meet with Native American tribal leaders at the Heard Museum. They also kicked off their national “Soul of the Nation” bus tour — but no one was there to celebrate with the campaign.

“This is a huge event politically, but you can’t tell,” Garcia went on to say.


BIDEN & HARRIS visit battleground state AZ

This content was originally published here.

Sen. Ron Johnson Calls For FBI To Address Reported Biden Ukraine Meeting

Senator Ron Johnson (R-WI) on this week’s broadcast of Fox News Channel’s “Sunday Morning Futures” called on the FBI to answer questions about a reported meeting between former Vice President Joe Biden and a senior official from Ukrainian energy company Burisma.

Johnson said, “I think it’s pretty odd that quite honestly the Biden campaign all they’ve done to deny this is to say that the meeting one of these e-mails revealed that Vice President Biden had with the number three in control of Burisma never showed up on his official calendar. There’s all kinds of meetings that didn’t show up on his official calendar. This wouldn’t surprise me if this one didn’t. The first thing after we got contacted by the whistleblower the day after we issued our report on Ukraine was, you know, we contact the FBI and determine is this story true? Can you verify any of this? And took a couple of days to basically give us no information.”

He continued, “So I just sent another letter yesterday because the FBI has a duty to inform us if they believe this was maybe Russia disinformation, they should give us a defensive briefing and tell us about that and if, for example, they also believe that what information this whistleblower gave us is fraudulent that would also be a crime and FBI should tell us that. So we’re trying to assess out of the FBI what do they know and when did they know it, but the larger question really is, if they had this information, and these are genuine e-mails, and it would probably reveal all kinds of things that would have been very relevant to the impeachment case why did they sit on it? Are they covering up just because Hunter Biden might be engaged in things that also maybe should have been investigated and possibly prosecuted? Do we have two systems of justice, one for Democrats and one for Republicans one for the well-connected versus one for the rest of the Americans that’s really the larger issue here at play?”

Johnson added, “This isn’t a standard investigation where if the FBI doesn’t indict somebody that everything remains confidential. This is something that as we were talking about relates to national security and if there’s criminal activity involved that could be tied to Hunter Biden or his business associates or even possibly tie it back to other members of the Biden family. As some of these e-mails indicate that Joe Biden was fully aware of he was taking his 10% cut or requiring 50% from his family member’s salary, this needs to be known before Americans go to the polls.”

Follow Pam Key on Twitter @pamkeyNEN

This content was originally published here.

Notre Dame president, who attended Saturday White House event, has Covid

Below is a roundup of Covid-19 tests results of members of the Trump inner circle and others who interacted with the president or team in the past week. A negative test result does not necessarily mean that person is Covid-free as the virus may take several days to show up on a test.

Chris Christie (was in Trump debate prep, getting tested on Friday but is not experiencing symptoms)

Rudy Giuliani (was in Trump debate prep, getting tested Friday, and in quarantine)

House Speaker Nancy Pelosi, D-Calif. (tested Friday morning)

Sen. Chuck Grassley, R-Iowa, Senate pro tem  (won’t be tested, at the advice of his physician)

Jane C. Timm and Marianna Sotomayor

2h ago / 4:33 PM UTC

Cleveland Clinic tells debate guests: Your Covid risk is low

Cleveland Clinic issued a statement on Friday telling debate attendees that their risk of contracting the coronavirus at the debate is low.

“Based on what we know about the virus and the safety measures we had in place, we believe there is a low risk of exposure to our guests,” the Ohio-based medical center said. “Out of abundance of caution, we are reaching out to guests to address any questions and concerns, as well as offering testing,”

Cleveland Clinic advised the Commission on Presidential Debates and the host site on mitigating the coronavirus risk, requiring temperature checks, hand sanitizing, social distancing, and mask-wearing. Anyone inside the debate hall was tested for the coronavirus before entry, while campaigns and their staff were tested by their campaigns, they said in a statement.

Several members of the Trump family and their guests took their masks off once inside the debate hall. 

A Cleveland Clinic doctor in a white lab coat started to approach Trump family guests to wear a mask. She offered them one in case they didn’t get one. She never approached the family but as she got closer to them, someone shook their head and no one she reminded to put on a mask ended up putting one on. 

When the doctor, who refused to comment to the press, walked off the floor, a debate hall staffer told her “That’s all you can do.”

Senate Minority Leader Chuck Schumer on Friday called for a Capitol Hill testing and contact tracing program and accused the White House of putting the Senate and their staffers at risk for the coronavirus.

“This episode demonstrates that the Senate needs a testing and contact tracing program for Senators, staff, and all who work in the Capitol complex,” he said in a statement. “We simply cannot allow the administration’s cavalier attitude to adversely affect this branch of government.”

Schumer, a New York Democrat, called for careful contact tracing of everyone who may have been infected or exposed by the president, first lady, aide Hope Hicks or their contacts.

Schumer noted that Judge Amy Coney Barrett, the Supreme Court nominee who senators have been meeting with recently amid the vetting process, might have been exposed to the virus. A White House spokesman said earlier Friday that Barrett is tested daily for Covid-19 and has tested negative.

“It is imperative that all results be made public in order to contain a possible outbreak and so we can determine the need for senators and staff to quarantine or self-isolate,” Schumer said in the statement.

This content was originally published here.

UN Live United Nations Web TV – Sustainable Development in the Era of COVID-19 and Beyond & ACT-Accelerator/COVAX Facility event – Press Conference (28 September 2020)

Sustainable Development in the Era of COVID-19 and Beyond & ACT-Accelerator/COVAX Facility event – Press Conference (28 September 2020)
28 Sep 2020 –  Hybrid press briefing by the Deputy Secretary-General on the High-level Meeting with Heads of State and Government on “Financing the 2030 Agenda for Sustainable Development in the Era of COVID-19 and Beyond.” She also briefs on the ACT-Accelerator/COVAX Facility event which will take place on Wednesday.

This content was originally published here.

Declassified Email Confirms Flynn Was Targeted In Oval Office Meeting

Michael Flynn was personally targeted during a crucial Jan. 5, 2017 Oval Office meeting arranged by then-President Barack Obama, a newly declassified document shows.

On Jan. 20, 2017, as President Donald Trump was being inaugurated, former White House National Security Adviser Susan Rice sent herself a bizarre email detailing the Jan. 5 meeting between her, Obama, then-Vice President Joe Biden, then-Deputy Attorney General Sally Yates, and fired former Federal Bureau of Investigations Director James Comey. In the email, portions of which were not declassified until recently, Rice recorded that Flynn, who at the time was the incoming national security adviser for Trump, was personally discussed and targeted during the meeting with Obama.

Declassified Susan Rice E-M… by The Federalist on Scribd

“From a national security perspective, President Obama said he wants to be sure that, as we engage with the incoming team, we are mindful to ascertain if there is any reason we cannot share information fully as it relates to Russia.” At the time, the Obama administration was actively spying on members of the Trump team as part of its Crossfire Hurricane investigation against Trump.

“Comey said he does have some concerns that incoming NSA Flynn is speaking frequently with Russian Ambassador Kislyak,” Rice wrote in a portion of the email that was only recently declassified. “Comey said that could be an issue as it relates to sharing sensitive information.”

“President Obama asked if Comey was saying the NSC should not pass sensitive information related to Russia to Flynn,” Rice continued. “Comey replied ‘potentially.’”

“[Comey] added that he has no indication thus far that Flynn has passed classified information to Kislyak, but he noted that ‘the level of communication is unusual.’” The email did not explain how it would be “unusual” for an incoming national security adviser to converse with foreign leaders ahead of a new president’s inauguration. Many observers believe the calls between Flynn and Kislyak were little more than pretext to hide the Obama administration’s spy campaign against Trump from the newly elected president’s team and to justify a continued inquisition against Flynn.

The newly declassified portions of the Jan. 5 Rice email confirm that the targeting of Flynn was coordinated within the inner sanctum of the White House and that both Obama and Biden were deeply involved in the campaign to take down Flynn.

Documents previously released and declassified showed that the FBI never possessed any evidence that Flynn was a secret Russian agent or that he had broken any laws. An FBI electronic communication closing the agency’s counterintelligence investigation against him, which was dated Jan. 4, made clear that “no derogatory information” about Flynn had been obtained during the months-long investigation of Flynn.

The Department of Justice (DOJ) recently determined that an ambush FBI interview of Flynn, which later formed the foundation of former Special Counsel Robert Mueller’s single charge against Flynn, had no legal basis. Contemporaneous handwritten notes from the FBI’s top counterintelligence official at the time show that the FBI’s goal in targeting Flynn in early 2017 was to “prosecute him or get him fired.” DOJ is currently in the process of dismissing all charges against Flynn, citing rank corruption and abuse of power in the FBI’s campaign against Flynn.

You can read the full email, including the newly declassified portions, here.

This content was originally published here.

Las dos únicas destrezas que necesitarás tener para el resto de tu vida según Yuval Noah Harari

“La gente imagina la revolución de la inteligencia artificial y la automatización como un evento único, pero vamos a enfrentar una cadena de revoluciones”, advirtió Yuval Noah Harari.

La revolución tecnológica es el tema indiscutible del siglo XXI: aun en un mundo polarizado como el contemporáneo, al menos sobre eso existe un acuerdo. Sin embargo, y paradójicamente, es quizá el tema que peor se comprende, observó Yuval Noah Harari.

Tanto para los optimistas como para los pesimistas la revolución tecnológica parecería ser un acontecimiento que ponga al mundo de cabeza, tan concreto como la Revolución Francesa. Hasta podría tener una fecha. “Pero ese escenario es altamente improbable”, objetó el historiador y filósofo israelí.

“La revolución de la inteligencia artificial y la automatización no será un evento único sino una cadena de revoluciones cada vez mayores. Así que la verdadera gran pregunta —argumentó— es psicológica: como seres humanos, ¿tenemos la estabilidad mental y la inteligencia emocional para reinventarnos repetidamente?

Yuval Noah Harari planteó cinco cuestiones centrales del futuro inmediato en diálogo con Tom Bilyeu para Impact Theory. (Infobae)

Si se piensa en la rigurosa educación formal del siglo XX, con sus distintos niveles académicos de gran costo y exigencia, estas dos destrezas, que ni siquiera se enseñan, parecen poca cosa. Sin embargo, insistió Harari, en diálogo con Tom Bilyeu, marcarán la diferencia entre los que se adaptan y los que sucumben al escenario de variabilidad constante que presenta el siglo XXI.

Tanto para los que juegan en el equipo de Los Supersónicos —quienes siempre soñaron con un porvenir radiante de máquinas— como para los que advirtieron sobre un destino más similar a 1984 y otras distopías futuristas, la fantasía de la Gran Revolución presenta una crisis, un periodo de reajuste y una nueva armonía. “Todos los conductores de camiones, los taxistas, los médicos, lo que sea, se quedan sin trabajo en 2025”, puso como ejemplo Harari; pasamos unos años difíciles, hasta que nos acostumbramos y finalmente llegamos a un mundo feliz de inteligencia artificial, con un nuevo equilibrio”.

Final. Dichoso o amargo, pero final.

Difícilmente suceda de ese modo, argumentó el autor de Sapiens: De animales a dioses, Homo Deus: Breve historia del mañana y 21 lecciones para el siglo XXI, tres volúmenes sobre la evolución de la humanidad “que se leen como una trilogía”, elogió Bilyeu, orador motivacional y cofundador y CEO de Impact Theory University. Porque “no estamos siquiera cerca del potencial máximo de la inteligencia artificial”.

“La velocidad a la que se desarrolla sólo se va a acelerar, probablemente. Así que lo que realmente vamos a enfrentar es una sucesión de revoluciones en el mercado laboral, en las relaciones, en la política y en otros ámbitos de la vida”. Una serie: “Tendremos una gran perturbación en 2025, sí. Y tendremos una mayor en 2035, y tendremos una aun mayor en 2045. Y así”.

Harari —uno de los pensadores más originales, a la vez que accesibles, del presente: sus libros superaron los 27,5 millones de ejemplares en 60 idiomas— cree que los individuos y los gobiernos ignoran cuestiones cruciales como esta y ha asumido como su misión “traer más claridad a la conversación pública sobre lo que sucede en el mundo”, explicó a Bilyeu para un episodio de Impact Theory que ya vieron 1,5 millones de personas.

“Creo que demasiado de nuestra conversación pública se aboca a los temas equivocados o es en extremo confusa y opaca“, siguió. “Nos inunda una cantidad enorme de información y no sabemos cómo entenderla. Para mí es importante orientar la atención de la gente hacia las preguntas principales. Trato de brindar algunas respuestas, también, pero no me importa mucho si no concuerdan conmigo en lo que respecta a las soluciones. Lo que importa es que estemos de acuerdo en las preguntas”.

El historiador y filósofo israelí tiene la singularidad de ser uno de los pensadores más originales y respetados del presente y a la vez uno de los más accesibles y populares.
El historiador y filósofo israelí tiene la singularidad de ser uno de los pensadores más originales y respetados del presente y a la vez uno de los más accesibles y populares.

Entre ellas se destacan las macrohistóricas, porque este profesor de la Universidad de Jerusalén es, por su formación original, un historiador: la relación que hay entre el desarrollo de la humanidad y la biología del hombre; la diferencia entre el Homo sapiens y otros animales; el vínculo entre la tecnología, la cultura y la naturaleza; la deriva de la historia y la realización del individuo; los desafíos de la sociedad contemporánea, sobre todo la guerra nuclear, el cambio climático y las perturbaciones sociales que causan los saltos tecnológicos.

En esta conversación de 40 minutos destacó cinco asuntos que son, en su opinión, las claves del porvenir inmediato de la humanidad.

1) Nadie sabe cómo será el trabajo en 2040

Cuando Bilyeu le preguntó por el futuro del mercado laboral en esas circunstancias, Harari ironizó que, si alguien se las da de gurú y asegura que será de tal manera y hay que prepararse haciendo determinada cosa, conviene aplicar un poco de sano escepticismo. “Lo primero que tenemos que comprender es que nadie sabe realmente cómo va a ser el mercado laboral en 2040”, dijo.

“Tú eras un conductor de camiones y ya no eres necesario —siguió—, pero se creó una nueva demanda de instructores de yoga”. Y así el camionero de 40 años se reinventa, aplica los saberes que le puedan servir de su experiencia antigua y adquiere nuevos conocimientos. “Es muy difícil, pero de algún modo lo logras”, agregó. “Entonces, 10 años más tarde, ya no hacen falta instructores de yoga”.

En efecto, en la “cadena de revoluciones cada vez mayores” que se avecinan, es muy difícil no pensar que surgirá una aplicación perfecta, conectada al cuerpo mediante sensores biométricos, que controlan la actividad completa del organismo en la secuencia de poses de una práctica de yoga. “Ningún instructor humano de yoga puede competir con eso. Te quedas sin trabajo”, imaginó el escenario más probable.

Te tienes que reinventar otra vez, como diseñador de juegos virtuales. Y de algún modo lo logras. Pero 10 años más tarde… también esto se ha automatizado. Te tienes que volver a reinventar”.

2) La casa de bloques de piedra vs. la carpa

Bilyeu quiso saber, dado que es imposible estimar qué demandará el mercado de trabajo en apenas 20 años, qué puede hacer una persona para prepararse. Pero Harari reorientó su inquietud: ya no existe, como a comienzos del siglo XX, una opción segura de profesión. Se sabrá sobre la marcha, aventuró; mientras tanto, la mejor inversión no es en —por ejemplo— una carrera determinada sino “en inteligencia emocional y en equilibrio mental, y en esta clase de habilidades sobre cómo continuar cambiando, como seguir aprendiendo”.

“No estamos siquiera cerca del potencial máximo de la inteligencia artificial”, dijo Harari. “Lo que realmente vamos a enfrentar es una sucesión de revoluciones en el mercado laboral, en las relaciones, en la política”. (Nicolás Stulberg)
“No estamos siquiera cerca del potencial máximo de la inteligencia artificial”, dijo Harari. “Lo que realmente vamos a enfrentar es una sucesión de revoluciones en el mercado laboral, en las relaciones, en la política”. (Nicolás Stulberg)

¿Y eso cómo se adquiere? En principio, no se estudia: “No tenemos una universidad de flexibilidad mental”. Son herramientas para cultivar curse uno derecho o ballet: “Hay que tener presente que mucho de lo que hoy aprendemos podría dejar de ser relevante en 20 o 30 años así que, sea lo que sea aquello que uno haga, también tendría que invertir en el desarrollo de la inteligencia emocional, el equilibrio mental y la capacidad de mantenerse cambiando y aprendiendo y reinventándose a lo largo de la vida”.

Ofreció una imagen como comparación: “Si en el pasado la educación se parecía a construir una casa de materiales sólidos, como la piedra, y con cimientos profundos, ahora se parece más a construir una carpa que se pueda doblar y llevar a otro lugar con rapidez y sencillez”.

3) El ser humano ya es un sistema hackeable

Harari destacó que otra gran consecuencia de la aceleración tecnológica es que el ser humano se ha convertido en “un animal hackeable”. Es algo que ningún sistema totalitario del siglo XX logró: “Aun si el KGB o la Gestapo te seguían 24 horas por día, escuchando cada conversación que tenías, observando a cada persona con la que te encontrabas, no tenían el conocimiento biológico suficiente para comprender qué sucedía dentro de ti. Y por cierto no tenían el poder de computación necesario para entender siquiera los datos que sí lograban obtener”.

Hoy, en cambio, existe la tecnología que permite descifrar a los humanos como sistema, “saber qué pensamos para anticipar nuestras elecciones, para manipular nuestro deseos humanos de maneras que nunca antes fueron posibles”, sintetizó.

¿Qué hace falta para hackear a un ser humano? Solamente dos cosas, aunque son dos cosas complejas: “Un montón de datos, en particular datos biométricos, no solo sobre dónde vamos y qué compramos, sino qué sucede dentro de nuestros cuerpos y dentro de nuestras mentes, y mucho poder de computación para comprender todos esos datos”, enumeró.

“Esto nunca antes fue posible en la historia”, subrayó. Pero aquello que el KGB o la Gestapo no lograron, que fue entender de verdad a una persona, al punto de predecir sus elecciones y manipular sus deseos, hoy es posible. “Lo que el KGB no pudo hacer, hoy las corporaciones y los gobiernos comienzan a poder hacerlo”, argumentó.

Yuval Noah Harari
“Lo primero que tenemos que comprender es que nadie sabe realmente cómo va a ser el mercado laboral en 2040”, dijo Harari, por lo cual la flexibilidad es una característica clave a cultivar.

“Esto se debe a la fusión entre la revolución en biotecnología (por la que cada vez somos mejores a la hora de entender lo que sucede dentro de nosotros, en el cuerpo y en el cerebro) y la revolución simultánea en tecnología informática (que nos da el poder de computación necesario). Cuando sumamos las dos cosas, logramos la capacidad de crear algoritmos que me entienden mejor de lo que yo me comprendo a mí mismo. Estos algoritmos no sólo pueden predecir mis elecciones: también pueden manipular mis deseos y, básicamente, venderme cualquier cosa, ya sea un producto o un político”.

4) Conócete a ti mismo (porque el algoritmo ya te conoce bien)

A diferencia de la mente humana, que “es una máquina que produce relatos constantemente” —y sobre todo un relato muy importante, que es la identidad—, la tecnología recoge datos del sistema humano. Eso hace que, más temprano que tarde, los algoritmos puedan conocer a una persona mucho más de lo que ella se conoce a sí misma, algo que tampoco había sucedido nunca antes en la historia, subrayó.

El yo es un relato, no es algo real”, resumió. “Si tomamos el perfil que la gente crea sobre sí misma en Facebook o Instagram, debería ser obvio: no refleja su existencia real. Por ejemplo, el porcentaje de tiempo que uno aparece sonriendo en la cuenta de Instagram es mucho mayor al porcentaje de tiempo que uno sonríe en la vida real”.

En esa forma de “tercerización del cerebro”, como describió a la mejora en la capacidad de construir relatos que ofrecen las plataformas sociales, se produce una separación significativa: allí donde los algoritmos sólo ven datos, el ser humano “tiende a cometer un error fundamental”, calificó, que es pensar que él realmente es ese relato que ha construido.

Aquello que el KGB o la Gestapo no lograron, que es hackear a una persona, hoy es posible. “Hoy las corporaciones y los gobiernos comienzan a poder hacerlo”, argumentó Harari.
Aquello que el KGB o la Gestapo no lograron, que es hackear a una persona, hoy es posible. “Hoy las corporaciones y los gobiernos comienzan a poder hacerlo”, argumentó Harari.

“Una de las cosas más importantes de mi vida, y creo que más importantes de mi carrera científica, fue comprender de lo poco que sé sobre mí mismo”, puso como ejemplo. “Yo tenía 21 años cuando finalmente comprendí que era gay, y cuando lo pienso me resulta completamente asombroso, porque tendría que haber sido algo obvio a los 16 años, los 15 años, y un algoritmo lo habría advertido rápidamente”. Y hoy se podría crear un algoritmo como ese, que —por ejemplo— siga el movimiento ocular cuando una persona ve a otras, y sistematice dónde va su mirada, en quién se concentra. “Debería ser muy sencillo. Un algoritmo así podría haber dicho, cuando yo tenía 15 años, que yo era gay”, agregó.

Las implicaciones de eso son extraordinarias. Y no son solamente positivas, ni remotamente de dirección única. “Realmente depende de dónde vive uno y qué se hace con esa información. En algunos países, uno puede meterse en problemas con la policía y con el gobierno”, señaló por caso. Y en otros, quizá una persona no sabe que es gay pero las corporaciones sí, “y lo quieren entender porque necesitan saber qué clase de publicidades mostrarle”.

Ante esos costados negativos, ante las consecuencias múltiples de la pérdida de privacidad —y hasta de intimidad de pensamientos y emociones de profundidad extrema—, ¿por qué querría la gente continuar con este progreso tecnológico?

5) Nuevos enemigos: la salud y la privacidad

La respuesta es simple, arrojó Harari como un golpe de realidad: “Porque tiene un lado bueno, mejorar el cuidado de la salud”. Que es lo más parecido que puede haber a la inmortalidad: comprar años de vida y de calidad de vida.

"Hoy es posible crear algoritmos que me entienden mejor de lo que yo me comprendo a mí mismo", alertó Harari. "Pueden predecir mis elecciones y manipular mis deseos". (Nicolás Stulberg)
“Hoy es posible crear algoritmos que me entienden mejor de lo que yo me comprendo a mí mismo”, alertó Harari. “Pueden predecir mis elecciones y manipular mis deseos”. (Nicolás Stulberg)

“Es tremendamente tentador —desarrolló— porque la tecnología nos puede brindar el mejor cuidado de la salud de la historia, algo que va realmente mucho más allá de cualquier cosa que hayamos visto hasta ahora. Esto puede significar que quizá en 30 años la persona más pobre del planeta puede obtener mejor atención médica en su teléfono celular que la persona más rica de hoy obtiene en los mejores hospitales y con los mejores médicos”.

Dio el ejemplo de la detección temprana del cáncer.

“El proceso usual sucede por medio de la mente, no se lo pueda tercerizar. En la mayoría de los casos hay un momento crucial, cuando uno siente que algo en su cuerpo está mal, y va aun médico y a otro, y hace un estudio y otro hasta que finalmente se descubre que tiene cáncer. Como se basa en nuestros propios sentimientos —en este caso, de dolor— con mucha frecuencia cuando comenzamos a percibirlo es tarde, el cáncer se ha expandido. Y acaso no es demasiado tarde, pero tratarlo va a ser costoso y doloroso y complejo”.

"En 30 años la persona más pobre del planeta puede obtener mejor atención médica en su teléfono celular que la persona más rica de hoy obtiene en los mejores hospitales y con los mejores médicos”, ilustró Harari.
“En 30 años la persona más pobre del planeta puede obtener mejor atención médica en su teléfono celular que la persona más rica de hoy obtiene en los mejores hospitales y con los mejores médicos”, ilustró Harari.

¿Qué pasaría si se pudiera tercerizar esa percepción, emplear un algoritmo que controle la salud 24/7 mediante sensores biométricos? “Podría descubrir este cáncer cuando es apenas un puñado de células que comienzan a dividirse y proliferar”, postuló Harari. “Y es mucho más fácil, y barato e indoloro, ocuparse en esa instancia que de dos años más tarde, cuando ya es un gran problema. Creo que todo el mundo aceptaría esto”.

Y en eso, cree, radica la gran tentación, aunque tenga un reverso oscuro. “Una de las grandes batallas del siglo XXI se va a librar entre la privacidad y la salud”, aseguró. “Y creo que la salud va a ganar. La mayoría de la gente va a estar dispuesta a renunciar a una importante cantidad de privacidad a cambio de un mejor cuidado de la salud”.

Y allí, arriesgó, es donde el sapiens vuelve a intervenir con las herramientas de la historia, que lo distinguen: “Necesitamos tratar de disfrutar de ambas cosas, de crear un sistema que nos dé gran cuidado de la salud pero sin poner en peligro nuestra privacidad”. Y Harari concluye, como es característico de su pensamiento, con un interrogante: “Que podamos, o no, lograr ese equilibrio, es una pregunta política enorme”.

MÁS SOBRE ESTE TEMA:

Yuval Harari: “Las decisiones que tomemos tendrán un impacto durante años y décadas y reconfigurarán el planeta”

El asombroso artículo que escribió un robot en un diario británico para llevar tranquilidad a los humanos

Adelanto exclusivo: el esperado nuevo libro del bestseller israelí Yuval Noah Harari

This content was originally published here.

Una medida del progreso social muestra que la calidad de vida ha disminuido en Estados Unidos durante la última década, incluso cuando ha aumentado en casi todas partes.

Opinión

¡Somos el número 28! ¡Y cayendo!

Por Nicolás Kristof

Columnista de opinión

9 de septiembre de 2020

624

Una mujer en Pennington Gap, Virginia, un pueblo que ha sufrido los estragos de la epidemia de desesperación.Crédito…Johnathon Kelso para The New York Times

Esto debería ser una llamada de atención: los nuevos datos sugieren que Estados Unidos es uno de los pocos países del mundo que está retrocediendo.

El Índice de Progreso Social más reciente , compartido conmigo antes de su publicación oficial el jueves por la mañana, encuentra que de 163 países evaluados en todo el mundo, Estados Unidos, Brasil y Hungría son los únicos en los que las personas están peor que cuando comenzó el índice en 2011. Y las caídas en Brasil y Hungría fueron menores que las de Estados Unidos.

“Los datos pintan una imagen alarmante del estado de nuestra nación, y esperamos que sea un llamado a la acción”, me dijo Michael Porter, profesor de la Escuela de Negocios de Harvard y presidente del panel asesor del Índice de Progreso Social. “Es como si fuéramos un país en desarrollo”.

El índice, inspirado en la investigación de economistas ganadores del Nobel, recopila 50 métricas de bienestar (nutrición, seguridad, libertad, medio ambiente, salud, educación y más) para medir la calidad de vida. Noruega ocupa el primer lugar en la edición de 2020, seguida de Dinamarca, Finlandia y Nueva Zelanda. Sudán del Sur está al final, con Chad, República Centroafricana y Eritrea justo detrás.

Estados Unidos, a pesar de su inmensa riqueza, poder militar e influencia cultural, ocupa el puesto 28, habiendo caído del 19 en 2011. El índice ahora coloca a Estados Unidos detrás de países significativamente más pobres, incluidos Estonia, República Checa, Chipre y Grecia.

“Ya no somos el país que nos gusta pensar que somos”, dijo Porter.

Estados Unidos ocupa el primer lugar en el mundo en calidad de universidades, pero el número 91 en acceso a educación básica de calidad. Estados Unidos lidera el mundo en tecnología médica, sin embargo, somos el número 97 en acceso a atención médica de calidad.

Gracias por leer The Times.

Suscríbete a The Times

El Índice de Progreso Social encuentra que los estadounidenses tienen estadísticas de salud similares a las de las personas en Chile, Jordania y Albania, mientras que los niños en los Estados Unidos reciben una educación aproximadamente a la par de la que reciben los niños en Uzbekistán y Mongolia. La mayoría de los países tienen tasas de homicidio más bajas y la mayoría de los demás países avanzados tienen tasas de mortalidad por accidentes de tránsito más bajas y mejores servicios de saneamiento y acceso a Internet.

Estados Unidos tiene altos niveles de matrimonio precoz (la mayoría de los estados aún permiten el matrimonio infantil en algunas circunstancias) y está rezagado en compartir el poder político por igual entre todos los ciudadanos. Estados Unidos ocupa el vergonzoso número 100 en discriminación contra las minorías.

Los datos del último índice son anteriores al Covid-19, que ha tenido un impacto desproporcionado en Estados Unidos y parece probable que exacerbe la caída en la posición de Estados Unidos. Un nuevo estudio sugiere que en los Estados Unidos, los síntomas de depresión se han triplicado desde que comenzó la pandemia, y la mala salud mental está asociada con otros factores de riesgo para el bienestar.

Michael Green, director general del grupo que publica el Índice de Progreso Social, señala que el coronavirus afectará la salud, la longevidad y la educación, con un impacto particularmente grande tanto en Estados Unidos como en Brasil. La equidad y la inclusividad medidas por el índice parecen ayudar a proteger a las sociedades del virus, dijo.

“Las sociedades que son inclusivas, tolerantes y mejor educadas están mejor capacitadas para manejar la pandemia”, dijo Green.

El declive de Estados Unidos en la última década en este índice, más que en cualquier otro país del mundo, es un recordatorio de que los estadounidenses enfrentamos problemas estructurales anteriores al presidente Trump y que se pudrieron bajo los líderes de ambos partidos. Trump es un síntoma de este malestar mayor y también una causa de su aceleración.

David G. Blanchflower, un economista de Dartmouth, tiene una nueva investigación que muestra que la proporción de estadounidenses que informan que cada día es un día de mala salud mental se ha duplicado en 25 años. “El aumento de la angustia y la desesperación son en gran parte un fenómeno estadounidense que no se observa en otros países avanzados”, me dijo Blanchflower.

Esta disminución es profundamente personal para mí: como he escrito , una cuarta parte de los niños en mi antiguo autobús escolar número 6 en la zona rural de Oregón ahora están muertos por las drogas, el alcohol y el suicidio, lo que se llama “muertes por desesperación”. Perdí a un amigo por una sobredosis de heroína esta primavera y he tenido más amigos encarcelados de los que podría contar; los problemas ahora se repiten en la próxima generación debido a la disfunción en algunos hogares.

Ustedes, como contribuyentes, pagaron enormes sumas para encarcelar a mis viejos amigos; el dinero se habría invertido mucho mejor en educarlos, perfeccionar sus habilidades laborales o tratar sus adicciones.

Es por eso que esta es una elección como la de 1932. Ese fue el año en que los votantes estadounidenses rechazaron decisivamente la pasividad de Herbert Hoover y le dieron a Franklin Roosevelt un mandato electoral, incluido un Senado invertido, que sentó las bases para el New Deal y la clase media moderna. Pero primero debemos reconocer la realidad de que vamos por el camino equivocado

A los estadounidenses nos gusta decir “Somos el número 1”. Pero los nuevos datos sugieren que deberíamos estar cantando: “¡Somos el número 28! ¡Y cayendo! “

Despertemos, porque ya no somos el país que pensamos que somos.

Facebook’s Kenosha Guard Militia Event Was Reported 455 Times. Moderators Said It Was Fine.

“To put that number into perspective, it made up 66% of all event reports that day,” one Facebook worker wrote in the internal “Violence and Incitement Working Group” to illustrate the number of complaints the company had received about the event.

BuzzFeed News could not verify the content on the militia page or its associated event because they had been removed from the platform. A previous story from the Verge noted that the page had issued a “call to arms” and hosted a number of commenters advocating for violence in Kenosha following the police shooting of 29-year-old Black man Jacob Blake.

A Facebook spokesperson declined to comment.

The internal report seen by BuzzFeed News reveals the extent to which concerned Facebook users went to warn the company of a group calling for public violence, and how the company failed to act. “The event is highly unusual in retrospect,” reads the report, which notes that the next highest event for the day had been flagged 18 times by users compared to the 455 times of the Kenosha Guard event.

After militia gathered in Kenosha on Tuesday night, a 17-year-old with a rifle allegedly killed two protesters. Facebook has maintained that the suspect, whose Facebook and Instagram profiles were taken down after the incident, had no direct connection with the Kenosha Guard page or event.

Do you work at Facebook or another technology company? We’d love to hear from you. Reach out at ryan.mac@buzzfeed.com or via one of our tip line channels.

During Facebook’s Thursday all-hands meeting, Zuckerberg said that the images from Wisconsin were “painful and really discouraging,” before acknowledging that the company had made a mistake in not taking the Kenosha Guard page and event down sooner. The page had violated Facebook’s new rules introduced last week that labeled militia and QAnon groups as “Dangerous Individuals and Organizations” for their celebrations of violence.

The company did not catch the page despite user reports, Zuckerberg said, because the complaints had been sent to content moderation contractors who were not versed in “how certain militias” operate. “On second review, doing it more sensitively, the team that was responsible for dangerous organizations recognized that this violated the policies and we took it down.”

During the talk, Facebook employees hammered Zuckerberg for continuing to allow the spread of hatred on the platform.

This content was originally published here.

Todos los ciudadanos mexicanos somos responsables y debemos trabajar en la construcción de nuestro futuro y el MÉXICO QUE TODOS QUEREMOS asegurando el constante fortalecimiento de la democracia, el estado de derecho y el bienestar social equitativo y sustentable.

Aviso de Privacidad

es_MXEspañol de México
es_MXEspañol de México